Recursos para escritores I: Métodos para escribir una novela

A la hora de elaborar una novela, podemos emplear uno de los dos métodos llamados de “Brújula” o  de “Mapa“, o bien una combinación. En todo caso, trataremos primero los extremos para aclarar conceptos.

El escritor “brújula” es un escritor que se deja llevar por la inspiración cada vez que se pone a escribir. No planea nada, y por tanto no sabe por dónde lo va a llevar la narración. Descubre con cada sesión de escritura nuevos rostros de su historia. Este sería el escritor brújula en estado “puro”, que se lanza a navegar por la novela y dentro de ella se pone a buscar constantemente el norte. En un estado más moderado, quizás el autor sabe más o menos qué escribir, algunos puntos clave y el final. Pero no sabe cómo va a llegar a ellos.

En su opuesto se halla el autor “de mapa”. Este sería un escritor que ha planificado al detalle todas las escenas de su historia, y por tanto ya sabe con mayor o menor precisión qué va a escribir en cada sesión.

A muchos este segundo método puede parecerles aburrido, contrario a la espontaneidad. Pero lo cierto es que este método también exige inspiración espontánea, en el momento en que planifiquéis las diversas escenas de la escaleta, que vendría a ser un guion en el que se esboza la sucesión de escenas. La única diferencia está en que con el método de mapa condensaréis la inspiración en las sesiones de planificación, y no cuando estéis escribiendo directamente la historia.

Entre estos opuestos debe de haber múltiples grises, que no trataremos aquí y dejaremos por tanto a la creatividad y experimentación de cada autor. Yo voy a hablar de los que he probado. He aquí los puntos fuertes y débiles de cada método:

 

1/ Método brújula

 

  • Puntos fuertes del método brújula:

 

a) Sorpresa.

Cada sesión era una sorpresa y un espacio para la pura inspiración, con el atractivo y diversión que ello supone.

 

 

  • Puntos débiles del método de brújula:

 

a) Trama más simple.

Quizás haya genios capaces de crear tramas de gran complejidad mientras improvisan en cada sesión. Pero es algo improbable, dado que con este método se carece de visión de futuro. Ese es el gran mal del método brújula: que como no sabemos qué sucederá después de cada escena, es más difícil jugar con el futuro y por tanto con la temporalidad en general. Tratad de escribir un caso detectivesco con el método brújula, y seguramente será mucho más simple que si lo planificáis.

 

b) Posibilidad de caer en la eterna revisión.

Esta es una de las razones principales por las que he tenido que abandonar dos novelas. Al no haber planificado nada y querer al mismo tiempo componer una trama compleja, constantemente se me ocurrían formas de mejorar lo ya escrito, por lo que nunca finalizaba la novela. Al fin, uno se ve obligado a abandonarla (al menos esa ha sido mi experiencia).

 

c) Más difícil cumplir un mínimo de palabras diarias.

Como hay que dedicar un tiempo en imaginar lo que se va a escribir, todo se vuelve más lento. Eso reduce drásticamente la velocidad de escritura y por ende la eficiencia.

 

 

2/ Método de mapa

 

Aquí mis experiencias al respecto:

  • Puntos fuertes del método de mapa (básicamente, los opuestos a los débiles del método contrario):

 

a) Trama de mayor complejidad.

Dado que la novela se ha planificado, se obtiene una visión de pájaro o global del guion, y por tanto es posible jugar a un nivel mucho más profundo en cuanto a la trama. El modo como se emplee la escaleta queda a gusto y utilidad de cada uno, por lo que el grado con el que se especifiquen las escenas es personal. Hay quienes esbozamos lo esencial de cada escena en un documento Word o análogos, mientras que otras personas detallan todo al milímetro en hojas de Excel: el lugar, el momento, los personajes que intervienen, etcétera. Como digo, todo queda a disposición del autor.

Así, planificar la trama facilita recursos como el foreshadowing, esto es, colocar pistas de los sucesos futuros, así como guiños y demás. También se facilita el manejo de sucesos de mucha duración, o muy alejados unos de otros, así como el de subtramas simultáneas. Seremos capaces de controlar las fases de cada desarrollo, de tal modo que será más fácil dosificarlas y así ofrecer una experiencia más rica y gradual de los hechos, en lugar de mostrar ráfagas de acontecimientos.

 

b) Difícil caer en revisiones excesivas.

En mi experiencia, me he visto obligado a corregir tres veces una novela de 70.000 palabras (unas 250 páginas). Por más que se planifique al detalle, siempre aparecen pequeñas incoherencias de detección difícil. Por tanto, si eso ocurre con una planificación previa, parece más probable que la incoherencia aumente sustancialmente sin planificación.

 

c) Más fácil cumplir con un mínimo de palabras al día.

Dado que no se deberá dedicar tiempo a imaginar lo que se va a escribir antes de cada sesión, se obtendrá considerable eficiencia. Podremos escribir con mayor facilidad el mínimo de palabras que nos hayamos impuesto, que suele hallarse, por lo que sé de otros escritores, alrededor de las 3000 palabras diarias. Al caso, imponerse un mínimo de palabras diarias es imprescindible para avanzar a buen ritmo.

 

 

  • Puntos débiles del método de mapa:

 

a) Previsibilidad de lo que se va a escribir. 

En cada sesión ya sabemos qué vamos a escribir, porque conocemos de antemano la historia con todo detalle. Sin embargo, sigue habiendo un margen considerable para la improvisación, ya que si bien hemos descrito las escenas en la escaleta, no hemos planificado el modo de narrarlas, es decir, cómo vamos a enfocarlas, qué expresiones usaremos, qué analogías y demás figuras retóricas emplearemos. La ejecución, por así decir, será totalmente improvisada, lo cual hace que se mantenga cierto factor sorpresa.

 

3/ Conclusión

 

Otra cuestión importante es cómo afecta el método escogido a la facilidad de entrar en el llamado estado de flujo, esto es, el estado psicológico de concentración total en lo que se está haciendo.

Por experiencia personal, diré que no he hallado una diferencia sustancial con uno y otro método. Solo hace falta entusiasmo y disciplina. Pero en lo que sí hay una diferencia notable es en el tiempo en que se está en estado de flujo. Y es que en el método de brújula, tras de escribir la escena imaginada, hay que volver a fantasear para crear la siguiente, con lo que se interrumpe la escritura. En cambio, con el método de mapa eso no sucede, y las escenas se encadenan unas a otras sin interrupción.

 

***

 

Sígueme en mi página de Facebook o en mi cuenta de Twitter para estar al tanto de la publicación de nuevas entradas😉

Anuncios

6 comentarios en “Recursos para escritores I: Métodos para escribir una novela

  1. (A decir la verdad, entradas como esta estaba buscando en el foro escritores pero todavía no he encontrado nada similar y con tanto potencial y no porque no haya contenido bueno, sino porque me acabo de registrar ) […]

    Pero eso es lo de menos; no por eso dejo mi opinión, sino porque tu entrada es ‘premium’. Mi sincera enhorabuena y que sepas que desde “te encontré” en el foro, he hojeado tus entradas y esto… es lo que buscaba! Mil gracias! Y que conste que tu blog ya esta fichado en mi lista de marcadores jejeje

    Por otro lado, acerca de tu entrada… suelo ser un «MAPA», pero a la hora de ponerme soy un «Brújula». Además de disciplina, ¿qué más me aconsejas para tener una escritura más fluida?

    Le gusta a 1 persona

    1. al poder estar más tiempo escribiendo… a eso me refiero.
      tengo un ‘cacao mental’ de ideas que … pues eso, un cacao, no hay quien descifre eso. me cuesta un montón juntar mis ideas; tengo tantas ( cuando estoy fuera del alcance ) y cuando estoy delante del ordenador, ‘me pierdo’ se me borra la memoria.

      Los lugares me inspiran, la gente y sus actos, los animales, los arboles, todo… y cuando tengo algo, digo: “me voy a apuntarlo”

      luego llego a casa y se me ha borrado todo 😦

      necesito ayuda profe’ 😀

      Me gusta

      1. ¿No puedes apuntarlo en el móvil o en una hoja de papel? Yo siempre lo apunto todo al momento para que no se me olvide. Y si no puedes improvisar cualquier cosa en el momento, la cuestión es escribir 🙂

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s