El Atajo

Este es un pequeño relato que surgió de una sentada ante una libreta, como una chispa que lleva ya tiempo caldeándose y quiere salir al fin para incendiarlo todo. A ver qué os parece.

 

Y viene diciendo que no quiere escuchar a nadie, que quiere sepultar sus oídos en el silencio de la paz, y que de tal modo la calma regrese y permanezca como solía hacerlo antaño. Tiempos aquellos en que el corazón retumbaba sin temor, y donde la vida era una propuesta divertida. Pero luego vinieron las trampas y los cepos, que en eso la vida es maestra, y los cepos atraparon pies, y los pies tropezaron con otros cepos nuevos en un renacer sin fin. Porque el cepo hiere pero da oportunidad de resurgimiento hacia lo mejor de nosotros, y de esa manera, mejoramos. Y es entonces cuando sacamos lo más poderoso de lo que duerme adentro, porque siempre estamos hipnotizándonos y amasándonos, como autodomadores infames, como estúpidos que ejercen látigo contra la espalda propia. Y por eso siempre duerme la Bestia de dentro, la Bestial y el Ángel duermen, ansiosos por salir y expresar todo y reventar todo lo débil y falso, y uno los amordaza y los quiere callados y los teme, y ellos quieren salir y salir y así la lucha eterna, hasta el día en que se termine esa lucha con la reconociliación de todas las fuerzas interiores y las presas se derrumben y dejen paso a la Grandeza Gloriosa de Luz Pura.

Y sé de lo que hablo. Porque a veces estalla un entusiasmo como de cascada altísima que vierte sus aguas en el adentro mío, y quiero estallar y que surja todo lo que pide surgir, y que me dé toda su potencia al fin, para poder de esa forma ser Yo y no yo, ser el Gran Yo que uno es y todos son, y no un yo pequeño y mediocre, nauseabundo por lo frágil. El  Yo está regresando, y con Fuerza que no puede ser de otro modo. Y será de nuevo el tiempo del Gran Yo que es el Todo. Porque cuando uno entra en la corriente del Yo y el Espíritu, el Yo entra a su vez en la corriente de uno mismo, y es que son una y la misma entidad. Pero sucede que queremos ser el yo infame y alejarnos de la Grandeza, y por quererlo conseguimos no ser Grandes, como creadores que somos.

Pero como ya se sabe, soy un fanático de verme dentro y analizar lo que soy. De ahí que toda flexión literaria, o en otras palabras, espiritual, que haga acto de presencia desde mi presencia, deberá tener, como flexión que es, su propia reflexión. Una repetición de revisión de re- y re-. Y así me pregunto por qué, por qué todo tiene este tinte mesiánico cuando salen términos, por qué ese jesusismo pueril, y por qué ese ocultamiento que no voy a decir, evidentemente.

Pero porfío, hoy porfío en lo ya enunciado y me creo mesías, y lo digo sin creérmelo.

Anuncios

6 comentarios en “El Atajo

  1. Las comparaciones (con lo de fuera, con lo de dentro, con lo que desde fuera muestran lo de dentro) se dice que son odiosas. Muy bien expresado, desde el centro. Saludos 🙂

    Me gusta

    1. Gracias por responder 🙂

      Personalmente considero que las comparaciones son perjudiciales cuando son competitivas. Es decir, cuando sirven para ver quién es mejor o más valioso y cosas así. Sin embargo, creo que pueden ser muy útiles cuando se usan como CONTRASTE y así poder ver cosas de nosotros mismos que sin dichas comparaciones sería más difícil.

      Mi opinión. Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

      1. Desde luego, la realidad misma se define por el “enfrentamiento” entre conceptos opuestos. La crítica constructiva como método de superación, totalmente de acuerdo. Me encantaría que te pasaras por mi blog y me comentases tus impresiones. Un placer 🙂

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s