¿Cómo es tu relación con tus personajes?

Escribir personajes es como jugar a ser Dios. Es cierto que todo en la literatura forma parte de ese juego, pero de alguna manera hay un abismo entre crear situaciones o ambientes y crear PERSONAS. Porque cuando me lo planteo desde ciertos ángulos, lo considero como algo extraordinario, una suerte de brujería, en la que de algún modo sí creas vida, mentes, almas.

Con este artículo he querido tratar las diversas relaciones que he tenido como escritor con mis personajes.

 

Convertirme en la vida real en mi personaje

 

No sé si os habrá pasado, pero estoy escribiendo una novela y el protagonista me está influenciando tanto que me estoy volviendo como él. Además no en lo bueno, sino que estoy absorbiendo sus defectos, que en cierto sentido son los míos.

Esto de ser mis personajes es algo que suelo vivir y lo hago de forma absolutamente involuntaria, pero permito esa transformación en mi interior para comprender mejor al personaje. Es bastante curioso, como una especie de teatro pero más serio, porque tu personalidad cambia de verdad (al menos temporalmente).

 

Autoterapia

 

Al proyectar en mis personajes algunos de mis defectos y ver cómo los llevan, yo descubro nuevas formas de llevar en mi vida esos mismos defectos. Ha habido personajes que realmente han aumentado la confianza en mí mismo, aunque solía ser temporal, y luego he debido experimentar otra cosas en este lado de la realidad (es decir, donde estamos los de carne y hueso, si es que los personajes no lo son también en sus realidades 😉 ) para afianzar esa confianza en algunas cuestiones.

A otros personajes les atribuyo cualidades psicológicas que yo admiro. Entonces los espío desde mi trono omnipresente de escritor y me fijo profundamente en ellos, qué les ha hecho ser como son.

Por ironías de la vida, esos personajes solo me sirven para descubrir mis profundas diferencias con respecto a ellos. Aunque eso no deja de ser constructivo, porque paso a amar más lo que me singulariza.

En fin, que recomiendo a cualquiera que cree personajes con aquellos defectos y situaciones que no haya sabido trascender. Permite verlo todo de forma mucho más objetiva, más desapegada emocionalmente, e incluso puede permitirse aceptar ese mismo dolor para superarlo. Luego el personaje puede salir por determinados medios de esa limitación, aunque en mi caso suele ser al revés: primero salgo yo y luego se la presto al personaje.

 

Vivir nuevas experiencias para entender a los personajes

 

Siempre me ha parecido muy interesante la idea de vivir ciertas experiencias únicamente para comprender mejor a un futuro personaje (o a uno en cuya historia se esté metido en ese momento). Creo que vivir experiencias semejantes al personaje ofrece la posibilidad de conocer cómo eso puede influir en la personalidad, en la cosmovisión del mundo, etcétera.

Por ejemplo, yo estoy pensando en meterme en artes marciales porque creo que puede serme muy útil para una historia que tengo en mente, y quiero saber qué vivirá exactamente ese personaje y cómo cambiará su relación con lo que lo rodea, con los demás y lo más importante: consigo mismo.

Yyyyyyy se me ocurren más cosas, pero creo que sería alargar demasiado este artículo. Si me apetece ya lo ampliaré. De momento me gustaría conocer vuestras experiencias con vuestros personajes.

Anuncios

Un comentario en “¿Cómo es tu relación con tus personajes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s